Última carta.

Tate and Violet ❤

  Te escribo esto para que sepas que aún no me he olvidado de ti. 
Siento haberte hecho esperar, y quizás pienses que ya ni siquiera merece la pena, pero como solías decir, nunca es tarde. Te he echado de menos. Siempre pienso ti, cuando me siento vacía, sola, destrozada. Siempre recurro a ti cuando siento que no puedo seguir, y sonrío, con lágrimas en los ojos, sintiendo tus brazos a mi alrededor, dispuestos a no soltarme. La sangre fluye por todo mi cuerpo, y la noto recorriendo todas mis terminaciones nerviosas, despacio, suavemente. Noto tu dulce aroma, la paz en mi cuerpo, la desaparición del dolor. Pero no eterna. 
  Como tu dijiste una vez, << hagámonos eternos >>. Pero entonces te solté. No puedo negarlo; tenía miedo. Siempre he tenido miedo. << ¿No crees que es precipitado ir, sin más? >>, te dije, pero tú ya no me escuchabas. Dejaste de escucharme cuando supiste que no quería irme contigo.  << Te quiero >>, te decía, << pero no puedo >>. Te enfadaste, sé que te enfadaste, pero tú siempre volvías cuando te necesitaba. Gracias, es lo único que podía decirte cuando lloraba desconsoladamente y tú venías, abrías tus brazos y me estrechabas contra tu cuerpo. Me sentí grande, completa, viva. Y me di cuenta de que llevabas razón. Siempre te he necesitado, y ahora más que nunca. 
  Te necesito. Necesito estar junto a ti, siempre, eternamente. Quiero ser eterna, ir contigo. Ser parte de ti. Ayúdame, ayúdame a irme de una vez, porque, no puedo. Quizás pienses que ya es demasiado tarde, pero nunca es tarde, nunca es tarde para marcharse y empezar en otro lugar. O acabar. Quiero acabar, junto a ti. 
Gracias por haber estado ahí siempre que lo he necesitado.

Te quiero, muerte. 

10 comentarios:

  1. Quizás sea cierto que sientes la necesidad de irte alguna vez, pero creo que debe haber algo muy muy fuerte o causas externas lo que te obliguen a irte de una vez por todas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto. Se me ocurrió escribirlo basándome en todas esas personas que lo pasan mal y se hacen daño. Como tú dices, a veces eso se debe a causas fuertes, pero no deja de ser una realidad, resulta ser algo muy cercano.

      Eliminar
  2. Que bonito texto! Me gustaucho tu blog, pasate por el mio s quieres
    http://somosabracadanrantes.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado! Enseguida me paso!

      Eliminar
  3. Las últimas palabras dan algo de miedito jaja :)
    Me pareció bastante bonito el texto, ¡escribes genial!
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! La verdad es que lo escribí con intención de que pareciese bonito al principio y acabara con terror!
      Besos!

      Eliminar
  4. Hola Marta! Me ha pasado igual que Shine en las ultimas palabras jajaja
    Me ha parecido increible, de terror y a la vez muy bonita entrada me hace muchas cosas, tal vez muchas veces cuando lo pasamos mal se pasa por nuestra cabeza, aunque yo soy de esas personas que solo lo piensa no soy capaz de hacerlo, luego pienso que habra que seguir y que no todo lo malo va a durar siempre.
    Besos! Pasate si quieres! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, totalmente de acuerdo! Normalmente me es imposible pensar de esa forma, y como tú dices, incapaz de hacerlo! Esta entrada no la he basado en mí, precisamente! Gracias por pasarte!

      Eliminar
  5. Es precioso, me ha encantado, escribes genial y me emociono al leerlo en serio,muy bonito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes lo mucho que te lo agradezco, de verdad!!

      Eliminar

Leo y respondo todos vuestros comentarios.
Vuestros comentarios me sacan una sonrisa. ¡Gracias!